Luz de Maria, 28 de Marzo de 2021

_______________________________________________________________

_______________________________________________________________

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
A SU AMADA HIJA LUZ DE MARÍA
28 DE MARZO DEL 2021

INICIO DE LA SEMANA MAYOR

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

INICIANDO LA SEMANA MAYOR, MI CORAZÓN MATERNO DESEA PERMANECER ACTIVO EN CADA UNO DE USTEDES, HIJOS MÍOS.

Iniciemos la Conmemoración de esta Entrega de Mi Divino Hijo con el conocimiento que la Trinidad Sacrosanta les ha permitido en estos Llamados.

LA PASIÓN DE MI HIJO JESUCRISTO NO PERMANECE ÚNICAMENTE LATENTE DURANTE ESTA SEMANA MAYOR, SINO CADA DÍA, CADA SEMANA, CADA MES, CADA AÑO…

ESTÁ IMPREGNADA EN LA VIDA DE LA CRIATURA HUMANA, EN TODOS SUS ACTOS Y OBRAS, EN EL PADECER Y EN LAS ALEGRÍAS DE TODOS SUS HERMANOS.

Mi Hijo pasa delante de ustedes y no le reconocen, como los Discípulos camino a Emaús, les falta centrarse en el conocimiento de Mi Hijo, les falta quietud en cuanto obran y actúan para que el Santo Espíritu Divino les ilumine e inspire y así, no se precipiten en sus actos y estos no sean los que les alejen de Mi Hijo.

LAS TENTACIONES SON MAS FUERTES QUE EN OTRO MOMENTO DE LA HUMANIDAD, EN QUE LA BATALLA CONTRA EL MAL ESPIRITUAL Y EN ALGUNOS CASOS FÍSICO, ES PALPABLE, NO LA PUEDEN NEGAR.

La criatura humana es lenta en reconocer a Mi Hijo debido a que no razona, sino actúa por inercia, por imitación, por cumplir. Así no alcanzarán la Vida Eterna, deben centrarse en la vida espiritual y no centrarse en lo externo que es pasajero. (Lc. 24,25)

¡BASTA! DE ENTREGAS A MEDIAS, DE PROMESAS QUE NO CUMPLEN, DE VIVIR COMO RÍOS DESPUÉS DE UNA TORMENTA ARRASTRANDO EL LODO Y LLEVANDO LA FETIDEZ CONSIGO SIN LOGRAR LIMPIAR EL ALMA.

ES URGENTE LA PUREZA DE CORAZÓN, ESTE MOMENTO ES PARA ARREPENTIRSE CONSCIENTEMENTE, EN VERDAD, PEDIR PERDÓN, REPARAR Y CONTINUAR DE LA MANO DE MI HIJO.

Es muy necesaria la intención en ustedes, la intención en el desarrollo de los actos u obras es decisiva en el camino de la Salvación, la recta y sana intención es provechosa y logra que aflore en cada uno de ustedes, lo que estaba escondido y los lleva al bien.

LA IGLESIA DE MI HIJO ESTÁ CAMBIANDO… ¿SERÁ QUE LLEGARÁ A SER UNA IGLESIA SIN MADRE?

Hijos, vivan dentro del Verdadero Magisterio de la Iglesia de Mi Hijo. No sucumban ante reglas ligeras que no necesitan sacrificio, conversión, entrega, plegaría, unidad, testimonio, ayuno, amor hacia el prójimo, y sobre todo adoración a la Trinidad Sacrosanta.

El participar de las novedades los lleva a la perdición, a la ignorancia y a la dependencia para obrar y actuar. Los lleva a sucumbir en los valores y buenas costumbres, los lleva a consentir normas que no son Voluntad Divina.

Como Madre les invito a vivir cada día para mejorar, para ordenar la vida espiritual, para encontrar en la Cruz de Mi Hijo, la paz verdadera, el amor verdadero, la abundancia del bien, el antídoto contra la impaciencia, la intolerancia, el carácter agresivo, la imposición, la incomprensión, el autoritarismo. Estos y otros defectos en la criatura humana se arraigan hasta llegar a no ser distinguidos por el hombre.

ES EL MOMENTO DE LA LIBERACIÓN DE LOS DETENTES HUMANOS Y DE ENTREGARSE A MI HIJO.

¡Qué poco entienden ustedes, y qué lentos son sus corazones para creer todo lo que anunciaron los Profetas!

Oren hijos Míos, oren por la paz del mundo.

Oren hijos Míos, oren, reciban a Mi Hijo en la Eucaristía.

Oren hijos Míos, oren, miren la Cruz, mediten y fusiónense en Ella.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

No teman ante lo venidero, no teman, el temor paraliza.

Les bendigo.

Mamá María.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA

COMENTARIO DE LUZ DE MARÍA

Hermanos(as):

Nuestra Madre Santísima, como Maestra, nos alerta para que no vivamos esta Semana Mayor como una más de las que han pasado, porque no lo es.

La humanidad se encuentra en el punto más álgido, esperado desde las generaciones posteriores a la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. ¿No esperemos más, qué vamos a seguir esperando?

Somos llamados a vivir en corazón, alma, potencias y sentidos este Misterio de Amor, la entrega de Nuestro Señor Jesucristo por cada uno de nosotros.

Amén.

_______________________________________________________________

This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.