Inicio de la Vida Pública de Cristo

_________________________________________________________________

 

 

_________________________________________________________________

 

Cristo realizó muchos milagros en los albores de Su ministerio público.  Predicó las buenas noticias, expulsó demonios de la gente y sanó a personas con muchas enfermedades, incluyendo ceguera y parálisis.

Cristo entró en la sinagoga de Nazaret, donde vivió, y se puso de pie para leer Isaías 61, un texto elegido por la providencia de Dios para declarar que Cristo estaba iniciando la era mesiánica de la salvación. “Hoy este pasaje de las Escrituras se ha cumplido en su audiencia”, dijo Jesús.

El mensaje movió a la audiencia de asombro a furia, porque Cristo era nazorino. El público llevó a Cristo a un precipicio para derribarlo y asesinarlo, “pero pasando por medio de ellos se fue” (Lucas 4:30).

Cristo confundió a la audiencia porque Su hora aún no había llegado. Tuvo que predicar las buenas noticias a los Pobres de Espíritu, proclamar la liberación a los cautivos de Satanás y hacer milagros, antes de rendirse a Su pasión y muerte en una cruz para redimir a la humanidad.

 

_________________________________________________________________

 

 

_________________________________________________________________

 

La Parábola del Sembrador narra las actitudes de las asambleas ante la palabra de Dios. Los doce apóstoles pidieron a Jesús para explicar la parabola.

14 El sembrador siembra la palabra. 15 Y estos que están junto al camino donde se siembra la palabra, son aquellos que en cuanto la oyen, al instante viene Satanás y se lleva la palabra que se ha sembrado en ellos. 16 Y de igual manera, estos en que se sembró la semilla en pedregales son los que al oír la palabra enseguida la reciben con gozo; 17 pero no tienen raíz profunda en sí mismos, sino que solo son temporales. Entonces, cuando viene la aflicción o la persecución por causa de la palabra, enseguida tropiezan y caen. 18 Otros son aquellos en los que se sembró la semilla entre los espinos; estos son los que han oído la palabra, 19 pero las preocupaciones del mundo, y el engaño de las riquezas, y los deseos de las demás cosas entran y ahogan la palabra, y se vuelve estéril. 20 Y otros son aquellos en que se sembró la semilla en tierra buena; los cuales oyen la palabra, la aceptan y dan fruto, unos a treinta, otros a sesenta y otros a ciento por uno (Marcos 4:14-20).

 

_________________________________________________________________

This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.

1 Response to Inicio de la Vida Pública de Cristo

Comments are closed.