Cristo: El Sacerdote Celestial

 

“Ahora bien, el punto principal de lo que se ha dicho es éste: tenemos tal sumo sacerdote, el cual se ha sentado a la diestra del trono de la Majestad en los cielos, como ministro del santuario y del tabernáculo verdadero, que el Señor erigió, no el hombre.” (Hebreos 8:1-2)

Cristo es El Sacerdote Mayor y El Sacerdote Eterno, y Él se sienta con el Padre Celestial. Cuando Cristo pronunció en la cruz las palabras, “¡Consumado es!” Él completó los actos de reconciliación, redención y propiciación por nosotros. Cristo regresó al Cielo, y la majestad ahora disfrutado por Cristo algún día será nuestra para compartir vestidos con prendas construidas sólo para la alabanza y la adoración de la que nos libró de una muerte segura.

El verdadero santuario y tabernáculo están en el Cielo (Salmos 11: 4). ¡Seremos capaces de entrar en este lugar glorioso, debido à la obra de Cristo en nuestro favor! Entraremos en su reposo, con cuerpo y Alma en La Segunda Venida de Cristo, cuando Él llevará todos los santos al Cielo.

This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.