Pecados Capitales y Virtudes Celestiales

___________________________________________________________________

 

___________________________________________________________________

 

Las Virtudes Celestiales corresponden a cada pecado individual: la lujuria, la castidad; la codicia, la generosidad; la gula, la templanza; la envidia, la bondad; la ira, la mansedumbre; el orgullo, la humildad; y la pereza, la diligencia. Concentrate en las virtudes que superan los pecados. Todos los demás pecados derivan de uno o más Pecados Capitales, y el desarrollo de de las Virtudes Celestiales es un paradigma eficaz a la santidad.

 

La castidade nos ayudaría a evitar un mundo lujurioso propicio, por ejemplo, al adulterio, la violación y el homicidio de la passion.

La generosidad debería sobresalir en los Estadounidenses materialistas, donde la riqueza es terriblemente concentrada en 1% de la población.

La templanza impide gratificación excesiva, por ejemplo, en el comer y beber. La templanza es la capacidad de controlar la gratificación irrazonable.

La bondad, el amor imparcial, vence al pecado de la envidia, que provoca una ruptura en nuestras relaciones con Dios y el prójimo. Considera que Dios bendice a sus hijos en diferentes formas y examina las bendiciones que Él ha derramado sobre ti.

La mansedumbre impide la ira. “Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad” (Mateo 5: 5).  La tierra significa el Reino de Dios. Hermanos, no se enojen y se consumen con trivialidade, porque la envidia y el resentimiento pueden les convertir literalmente enfermos. Si usted no puede ser paciente usted puede convertirse en un paciente.

La humildad habría impedido la rebelión de Lucifer contra Dios y los problemas de vida de la humanidad. “Porque todo el que se ensalce, será humillado; y el que se humille será ensalzado” (Luc 14:11). América generalmente concuerda que Wall Street abunda en la codicia y está en urgente necesidad de la humildad.

La diligencia nos ayuda a cumplir nuestros deberes y a cultivar la ética del trabajo. Debemos desarrollar nuestros talentos en lugar de permitir la pereza para socavar ellos, y debemos buscar diligentemente ayuda para tratar la depresión clínica que conduce a la pereza.

___________________________________________________________________

This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.

1 Response to Pecados Capitales y Virtudes Celestiales

  1. Pingback: Antonio: Conductor Prudente | meditationsoncatholicism

Comments are closed.