Desaloja el Purgatorio

 

El Catecismo de la Iglesia Católica nos enseña que: “A través de las indulgencias, los fieles pueden alcanzar para sí mismos y también para las almas del Purgatorio la remisión de la pena temporal, consecuencias del pecado.” (n. 1498)

De acuerdo con el Manual de Indulgencias, para ganar La Indulgencia Plenaria (sólo una vez al día), para sí mismo o para las almas, hay que cumplir con los requisitos de la Indulgencia Plenaria, excepto que simplemente una confesión es suficiente para varias indulgencias.

This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.