Luz de María, 26-02-19

MENSAJE DE SAN MIGUEL ARCÁNGEL
A LUZ DE MARÍA
26 DE FEBRERO DEL 2019

Amados hijos de Dios:

COMO PRÍNCIPE DE LAS MILICIAS CELESTIALES, SOY ENVIADO PARA QUE RECAPACITEN.

Tienen que regresar a ser hijos de Nuestro Rey con prontitud.
Tienen que regresar con fe, esperanza y caridad para sí mismos primero y luego para el prójimo.

El costado de Nuestro Rey permanece abierto al mirar a Sus hijos que se encuentran dentro de la confusión permanente, no sabiendo hacia dónde dirigirse.

La humanidad se encuentra dispersa por miles de situaciones, conflictos, peligros, cambios, proyectos y ante esto han decidido sumergirse en lo que consideran derechos y alegría, salud y bienestar, triunfos y bendiciones.

Hijos de Nuestro Rey, ¿a qué tienen derecho?

¡CÓMO ME DUELE EL MIRARLES RECHAZANDO A NUESTRO REY!… 
 Y NO ME REFIERO CONCRETAMENTE A LOS QUE NO LE AMAN, SINO TAMBIÉN A QUIENES “AMÁNDOLE”, LE HIEREN CONSTANTEMENTE.

El hombre ha decaído en su nivel evolutivo al renunciar a reconocerse como hijo de Dios… ¿A qué teme la humanidad?, ¿por qué ha alejado de su vida a su Señor y Rey?, ¿será que temen al deber de continuar dentro de lo que rechazan en este instante?, ¿será que temen a los compromisos, aun siendo estos con la Divina Misericordia?

¡Ah humanidad, cuántos se perderán! ¡Cuántos de los que dicen poseer fe la perderán en ocasiones por falta   de conocer al Dador de la vida!

RECHAZAN LA VERDAD PARA ESTABLECER NUEVOS CONCEPTOS DE SOCIEDAD, DE FAMILIA,  DE TOLERANCIA, DE AMOR Y DE CUMPLIMIENTO DE LA VOLUNTAD DIVINA…

Hijos de Nuestro Rey, han decaído, van decayendo en la Verdad y por ende decaen espiritualmente al poseer en este instante menos capacidad para resolver cuanto se les presenta en la vida. El hombre ha perdido la espiritualidad para continuar firme en la fe debido a que la mente del hombre se ha dañado, ha sido alterada, contaminada hasta la misma raíz y el hombre, desprotegido de sus capacidades espirituales, cae en un constante ir y venir como las olas del mar, actúa por inercia, de manera automática, se ha acostumbrado a ser menos sensible, menos racional y a tomar lo que le resulta más conveniente, aun cuando eso va en contra de la propia naturaleza humana.

Desean encontrar respuestas a lo que les resulta desconocido y no las encontrarán debido a que no son del todo amor, sino copias equivocadas de lo que la mayoría ha establecido como amor.

Se han debilitado para vivir unidos a Nuestro Rey, le repudian y no aman a Nuestra Reina, por ello ese desapego, por ello tantas rupturas, tanto libertinaje y constantes azotes,  que enfrenta la humanidad y tantos azotes a los que se enfrentarán.

ESCUCHEN LA VOZ DE QUIEN LUCHÓ Y LUCHA POR EL REINO DE DIOS y en este instante miro a  Satanás gozoso llevando por el camino de la perdición a las criaturas humanas. Quienes adoran a   Satanás, ¡arrepiéntanse!, que este pecado causa lepra espiritual y la lepra del cuerpo que azotará a la humanidad.

NO CREEN, SON CIEGOS ESPIRITUALES… La lucha entre el bien y el mal no ha terminado, continúa avanzando para hacer caer a la Iglesia de Nuestro Rey (Cfr. Rom 12,21). Siendo ciegos espirituales, ¿cómo pretenden guiar a sus hermanos? Serán ciegos guiando a otros ciegos y ambos  pueden  caer en el abismo (Cfr. Mt 15,14).

SE ENCUENTRAN ENFERMOS Y TENGO QUE LLAMARLES A SANARSE PARA QUE NO PIERDAN LA VIDA ETERNA.

APÉGUENSE A LA VERDAD, NO SE DESVÍEN, RECONOZCAN CUANDO HAN CAÍDO Y SEAN CUMPLIDORES DE LA LEY DE DIOS PARA QUE GUSTEN DE LA VIDA ETERNA.

No se alíen a las ideologías, Nuestro Rey, Cristo, no es una ideología, es el “Camino, la Verdad y la Vida” (Cfr. Jn 14,6). Adéntrense en el camino de la conversión, es urgente. La humanidad padece y padecerá al acarrear sus propios tormentos.

La Misericordia Divina les llama a enmendarse para acogerles. No olviden que poseen la libertad para elegir entre el camino recto y el camino fácil de la perdición.

Oren como Pueblo de Dios por la paz en donde reina en este instante el dolor provocado por el hombre.

Oren como Pueblo de Dios, unos por otros para que todos decidan enmendarse.

No son instantes para que los tibios contagien al trigo con plagas de crisis de fe, de novedades indebidas y prohibidas. No permitan que les lleven a que la fe se tambalee, aléjense de lo mundano, que llega el instante en que los vivos envidiarán a los muertos (Cfr. Apoc 9,6). Lo que sus ojos miran es doloroso, lo que mirarán será desgarrador y lo que llega a la humanidad lleva olor a muerte.

NO NECESITAN SER DOCTOS, SINO SER FIELES A LA TRINIDAD SACROSANTA, AMADORES DE NUESTRA REINA, SER CRIATURAS HUMANAS CONVERTIDAS Y CONVENCIDAS, ADENTRADAS EN EL CONOCIMIENTO DE LA VERDAD Y DISPUESTAS A SER CUMPLIDORES DE LA VOLUNTAD DIVINA.

No se turben si aman en Espíritu y Verdad”, sean defensores de la fe, sean fieles a la Trinidad Sacrosanta y a vuestra Madre Santísima.

SOMOS SUS COMPAÑEROS DE CAMINO, SUS PROTECTORES, ACUDIMOS PROTEGIÉNDOLOS CUANDO NOS LO PERMITEN, SEAN CONCIENTES DE ELLO.

Crean y bendíganse unos a otros.

San Miguel Arcángel, servidor de Dios Uno y Trino y servidor de la Reina de Cielos y Tierra.

This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.