Luz de María, 20-07-19

______________________________________________________________

______________________________________________________________

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
A SU AMADA HIJA LUZ DE MARÍA
20 DE JULIO DEL 2019

Amadísimos hijos de Mi Corazón Inmaculado:

¡MI CORAZÓN SE MANTIENE ARDIENDO DE AMOR PARA CADA UNO DE MIS HIJOS!

La Casa Paterna provee a todos Sus hijos, los auxilios necesarios para que no se pierdan, si así lo desean. Pueden acudir a todos los Coros Angélicos, a la intercesión de los Santos y Santas para que se mantengan en el Camino hacia la Vida Eterna.

El mal en su incesante lucha por las almas, unido a la necedad de las criaturas humanas y el querer imponer su libre albedrío, mantiene a esta generación en el pecado mayor que el que vivieron las criaturas que gestaron los grandes castigos del Diluvio, de Sodoma y Gomorra y cuanto acaeció en la torre de Babel (Cfr. Gen 7-8; 11,1-9; 19,23-29).

Amados hijos de esta Madre:

ES NECESARIO PARA TODOS USTEDES, LA TOMA DE CONSCIENCIA EN LA RESPONSABILIDAD DEL SER HIJOS DE DIOS Y EL CONOCIMIENTO QUE POSEEN DE LO QUE MI HIJO LES HA CONFIADO EN INSTANTES EN QUE LA HUMANIDAD SE ADENTRÓ AL CAMINO SIN RETORNO DE LA GRAN PURIFICACIÓN.

Hijos, les urjo a tomar consciencia de cuánto han recibido: las grandes bendiciones de las que gustan al ser hijos de Mi Hijo y miembros del Cuerpo Místico de la Iglesia de Mi Hijo (Cfr I. Cor 12,12-30).

El Demonio no espera, se anticipa al hombre para tender sus trampas y alejarles del camino de la Salvación Eterna. Sean cautos, miren por el microscopio, no permitan que los lentes de la fe se ensucien y las basuras penetren en la mente, en el pensamiento, en la razón y les desvíen. TOMEN CON SERIEDAD ESTAS ALERTAS QUE LES GUÍAN PARA QUE MANTENGAN SU VIDA EN UNIDAD A LOS MANDATOS DIVINOS Y AL OBRAR Y ACTUAR DEL VERDADERO HIJO DE DIOS.

Este es el instante en el que cada hijo de Dios debe comprometerse y ser un apóstol de la Palabra Divina para sus hermanos, manteniendo la humildad sin la cual no serán verdaderos hijos de Mi Hijo. Este camino no es fácil, sino al contrario, necesitan la fe firme y fuerte, para que no se queden en el camino en el instante en que tienen que permanecer fusionados a la Voluntad Divina para que no se guíen por el querer humano sino por el Querer Divino.

AMADOS DE MI CORAZÓN INMACULADO, NO DEN PASOS HACIA ATRÁS, MIREN HACIA LA VIDA ETERNA, NO SE APARTEN DEL CAMINO DE LA SALVACIÓN POR MÁS FUERTES QUE SEAN LOS TIEMPOS, POR MÁS QUE SEAN CRITICADOS, POR MÁS BURLAS A LAS QUE SEAN SOMETIDOS, POR MÁS INDIFERENCIA CON QUE LES TRATEN, POR MÁS DESPRECIO QUE RECIBAN, AUNQUE LES LLAMEN LOCOS Y LO IMPENSABLE POR USTEDES, ¡MANTENGAN LA FE!

No olviden que Mi Hijo les ha llamado a cada uno por su nombre, no olviden mantenerse en estado de Gracia y alimentarse del Cuerpo y Sangre de Mi Hijo, no olviden orar, no olviden ayunar los que su condición de salud se los permite, de lo contrario, ofrezcan un ayuno de lo que más dé gusto a la voluntad humana.

COMO MADRE DE LA HUMANIDAD Y EN LA CERCANÍA DEL CUMPLIMIENTO DE TODAS LAS REVELACIONES, CON MI CORAZÓN INMACULADO LES SUPLICO TOMAR CONSCIENCIA DE LA URGENCIA DE LA CONVERSIÓN.

Hijos, regresen hacia Mi Hijo, no se mantengan dentro de los engaños de Satanás. Se encuentran viviendo el inicio del gran padecer de esta generación. Los eventos de la Naturaleza suceden por toda la Tierra de una o otra índole en busca de encontrar el reconocimiento que las criaturas humanas deben brindarle a su Creador, ANTE LO CUAL LES SOLICITO EL ARREPENTIMIENTO PRONTO DE SUS PECADOS Y TOMAR CON GRAN SERIEDAD LA VIDA QUE DIOS LES HA CONFERIDO.

Oren amados hijos, oren por Jerusalén, el llanto y el dolor llegan a esta Tierra amada.

Oren amados hijos, oren por Japón, es noticia nuevamente ante la humanidad.

Oren amados hijos, oren por cada uno de ustedes para que la fe supere la necedad del egoísmo humano.

Oren amados hijos, oren para que el agua elemento de vida no sea contaminada por aquellos entregados al servicio del mal.

Oren amados hijos, oren, lo esperado llegó para la humanidad, sabrán de la fuerza de la Naturaleza en la tierra.

Amados Hijos de Mi Corazón Inmaculado, prepárense espiritualmente, quien deba arrepentirse, que así lo haga. Es urgente para ustedes AMAR A DIOS, reparar por quienes enseñan a odiar a Dios y a quienes son hijos de Dios.

La humanidad es presa del Demonio y su objetivo es llevar a reducir al mínimo posible el Pueblo de Dios, por lo que deben tener presente que si son señalados, lo serán más, ante lo cual como Madre les llamo a unirse, a orar, a ofrecer, ayunar, cumplir con los sacramentos y mirarse sinceramente al corazón.

Hijos este instante es de incertidumbre para quienes son tibios y Mis hijos no son tibios, Mis hijos pertenecen al Pueblo de Mi Hijo, sin olvidar la Divina Misericordia a la que deben acudir constantemente.

EN ESTOS INSTANTES DE TRIBULACIÓN PARA TODA LA HUMANIDAD, SOSTENGO EL BRAZO DEL PADRE ETERNO.

Sean unidad, amor, fraternidad en medio del estremecer de la Tierra y de los grandes eventos tectónicos, así como de la severa actividad de los gigantes volcánicos dormidos, como las aguas de los mares y sus inesperadas reacciones.

NO TEMAN HIJOS, NO TEMAN, MI HIJO NO LES DESAMPARA, NI ESTA MADRE SE ALEJA DE USTEDES.

EN EL NOMBRE QUE ES SOBRE TODO NOMBRE, EN NOMBRE DE LA TRINIDAD SACROSANTA.

Mamá María

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA

COMENTARIO DE LUZ DE MARÍA

Hermanos:

Gran tribulación asoma a la humanidad, esa que cantidad de hombres han esperado para creer en las Revelaciones que el Cielo ha dado a la humanidad, no ahora, sino desde años atrás.

Vemos cómo se multiplican los eventos anunciados por el Cielo y cómo estos aumentan ante la humanidad incrédula e ignorante de estos acontecimientos que marcarán a esta generación.

Al mismo tiempo, como nos lo dice nuestra Madre, el mal crece y con él, los sacrilegios y las blasfemias. El caminar del Pueblo de Dios, a semejanza de Nuestro Señor camino al Calvario, se prepara por la fuerza del mal, sin que la humanidad lo perciba.

Hermanos, grandes y graves son las ofensas de esta generación hacia Dios. Como Pueblo suyo cumplamos con las peticiones que Nuestro Señor Jesucristo, nuestra Madre Santísima y San Miguel Arcángel, nos llaman a llevar a la práctica. En toda la Tierra se hará sentir la naturaleza que reprende al hombre y a la vez, el mismo hombre será quien lleve al Anticristo al poder desde el cual será terrible flagelo para todos los hombres.

Roguemos a nuestra Madre, para que nos dé fuerza y nos mantengamos en el camino de la Salvación Eterna.

Amén.

This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.