Oración Comtemplativa

__________________________________________________________________

__________________________________________________________________

Nos sentamos a centrarnos en Dios durante la oración contemplativa. Nos damos cuenta de Su presencia, y escuchamos la voz de Dios corrigiendo, guiándonos y dirigiéndonos . . .

La oración tiene tres tipos: vocal, meditativa y contemplativa. La oración vocal incluye oraciones básicas como el Padre Nuestro, el Ave María, la Gloria, y también las palabras en nuestra mente que compartimos con Dios. La oración vocal es insuficiente porque tenemos de meditar . . . para reflexionar o pensar en Dios. Esta oración reflexiva llevanos a una conversación con Dios al entrar en un tiempo y espacio sagrados. La oración contemplativa es la forma más elevada de oración, ya que pasamos tiempo con Dios en silencio. Un tiempo fructífero de silencio comienza con un espíritu tranquilo que busca la unión con Dios en un espacio sagrado.

La oración contemplativa es un amor silencioso que logra la unión real con la oración de Cristo para compartir Su misterio. La oración es una forma de vivir con Dios. La atención a Su Palabra es un acto de obediencia en la fe, y la presencia del Espíritu Santo nos transforma durante la Oración Contemplativa Eucarística.

__________________________________________________________________

This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.