Petrus Romanus, 31 de Diciembre del 2022

______________________________________________________________

La Santísima Trinidad, con la Virgen y tres Ángeles Seráficos, llegó sobre las 23.15 horas. San Miguel estaba detrás de mí. El Padre Eterno sostenía la Corona Real y Jesús sostenía las Llaves del Papado. El Padre Eterno dijo:

EL PADRE ETERNO: “¡Mi amado hijo, hoy te corono como Mi Último Vicario!”

Jesus dijo:

NUESTRO SEÑOR: “¡Tengo las llaves de San Pedro!”

Y el Espíritu Santo se hizo más grande y puso Sus Alas a nuestro alrededor. El Padre Eterno dijo:

EL PADRE ETERNO: “¡Desde este momento eres Mi Último Vicario!”

“El Papa Benedicto ha fallecido y permanecerá en un Lugar Santo hasta el 6 de enero de 2023”.

La Santísima Trinidad me bendijo y Nuestra Señora se paró frente a mí con los Ángeles rodeándome. Desde ese momento me convertí en el Último Vicario de la Santa Madre Iglesia. La Santísima Trinidad y la Santísima Madre me bendijeron.

LA SANTÍSIMA TRINIDAD Y NUESTRA SEÑORA: “En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.”

______________________________________________________________

______________________________________________________________

This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.