Luz de Maria, 17 de Enero del 2023

_______________________________________________________________

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
A LUZ DE MARÍA
17 DE ENERO DEL 2023

Amados hijos de Mi Corazón:

Les bendigo con Mi Maternidad, les bendigo con Mi Amor.

AL FINAL MI CORAZÓN INMACULADO TRIUNFARÁ.

La Iglesia de Mi Hijo vivirá momentos turbios en los que la niebla no les permitirá mirar con claridad de donde salen las novedades que son dirigidas hacia el Cuerpo Místico de Mi Hijo y son contrarias a la Tradición de la Iglesia.

Amados hijos:

Los llamo a no perder la Fe, sino a aumentarla, anticipando con el conocimiento de la Sagrada Escritura el cumplimiento de la Ley de Dios y los Sacramentos, lo que será confusión para otros.

AL FINAL MI CORAZÓN INMACULADO TRIUNFARÁ.

Las contiendas entre la humanidad son mayores. El dragón infernal les ataca continuamente enviándoles el desamor, la envidia y el irrespeto para que se nieguen a la fraternidad, siendo esto parte de la decadente moral en la que viven.

La Iglesia de Mi Hijo se ha dividido.

Ustedes hijos, no se aparten de los Principios del Evangelio.

Mi Hijo los ama, son Su Rebaño.

Hijos, deben adorar a Mi Hijo continuamente, sin descanso, para que la bestia infernal no les envenene el pensamiento. Manténgase en oración, reparando y siendo a la manera de Mi Divino Hijo.

No teman ante la persecución, mantengan la Fe, sin olvidar que quien se mantiene en la verdad de la Fe es grandemente bendecido al no ocultar ser cristiano y no permitir ser engañado.

AL FINAL MI CORAZÓN INMACULADO TRIUNFARÁ.

Toda la humanidad son piedras espirituales del edificio de la Iglesia, todos son importantes en este edificio.

Les mantengo de Mis Manos para que no se desvíen ante los actos deslumbrantes del Anticristo. Conocen a Mi Divino Hijo y saben que Él no necesita espectáculos para demostrar que es Dios.

Oren hijos, oren por toda la humanidad para que logre distinguir la Verdad.

Oren hijos, oren ante la guerra que se mantiene latente.

Oren hijos, oren, la fuerza de la naturaleza continúa azotando al hombre por toda la Tierra.

Oren hijos, oren, el astro sol mantendrá al hombre en vilo.

Oren hijos, oren, la oscuridad llega sin ser llamada.

Oren hijos, oren, son los hijos de Mi Divino Hijo, son amados y llamados por Él a mantenerse fieles y firmes en la Fe.

Hijos, lo venidero para la humanidad es duro, es purificación, por ello mantengan la Fe alimentada continuamente.

Amados hijos:

MI DIVINO HIJO SE MANTIENE CON USTEDES Y RECIBIRÁN LA CORONA DE LA GLORIA POR PERMANECER FIELES AL VERDADERO MAGISTERIO.

No están solos, las Legiones Angélicas llegarán a aquellos hijos fieles que esperan con amor y paciencia el gran momento del Triunfo Final sin desesperar, sino con Fe, adorando a Mi Divino Hijo en espíritu y verdad.

Les bendigo con Mi Maternidad, les bendigo con Mi Amor.

Mamá María

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA

COMENTARIO DE LUZ DE MARÍA

Hermanos:

Meditemos:

“Sin fe es imposible agradar a Dios porque el que se acerca a Dios, tiene que creer que él existe y que llega a ser remunerador de los que le buscan solícitamente” (Heb. 11,6)

“La fe [es] la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”  Heb. 11,1)

Y en el Catecismo de la Iglesia se nos dice:

Artículo 2  Creemos:

166 La fe es un acto personal: la respuesta libre del hombre a la iniciativa de Dios que se revela. Pero la fe no es un acto aislado. Nadie puede creer solo, como nadie puede vivir solo. Nadie se ha dado la fe a sí mismo, como nadie se ha dado la vida a sí mismo. El creyente ha recibido la fe de otro, debe transmitirla a otro. Nuestro amor a Jesús y a los hombres nos impulsa a hablar a otros de nuestra fe. Cada creyente es como un eslabón en la gran cadena de los creyentes. Yo no puedo creer sin ser sostenido por la fe de los otros, y por mi fe yo contribuyo a sostener la fe de los otros.

Nos hace hincapié en la necesidad de ser fraternos y humildes, de no creernos tan inteligentes que olvidemos a Dios. Esto no quiere decir que Nuestra Madre desprecie la inteligencia, sino que es diferente a ser sabio, ya que el sabio conduce su inteligencia a razonar sin precipitarse porque siempre busca el Auxilio Divino.

Amén.

_______________________________________________________________

This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.