Cultos Satánicos Modernos

______________________________________________________________

 

 

______________________________________________________________

 

Investigué Cultos Satánicos Modernos para ayudar a los Cristianos a evitar a Satanás y acercarse a Dios.

El movimiento más grande del satanismo moderno comenzó en la década de 1960 en los Estados Unidos, liderado por Anton Szandor LaVey, quien fundó la iglesia de Satanás en San Francisco en 1966, cuyas actividades atrajeron la gran atención de los periodista. Nacido el 11 de abril de 1930 en Chicago, LaVey se interesó por la música, el ocultismo e investigó casas embrujadas en su infancia. Se casó con su primera esposa, Carole, en 1951 y tuvo una hija, Karla. Estudió criminología en el City College de San Francisco, y trabajó durante tres años como fotógrafo de delitos en el Departamento de Policía de San Francisco. Renunció y volvió a tocar el órgano en clubes nocturnos y teatros locales, y comenzó a dar clases sobre temas ocultos.

De 1960 a 1966, LaVey desarrolló su filosofía satánica elitista. Él veía al diablo como una fuerza oscura escondida en la naturaleza y en los asuntos terrenales. La verdadera naturaleza del hombre, afirmó, es una de lujuria, orgullo, hedonismo y obstinación, atributos que permiten el avance de la civilización. La carne no debe ser negada sino celebrada, y las personas que se interponen en el camino para lograr lo que uno quiere deben ser maldecidas.

El 30 de Abril de 1966, LaVey se afeitó la cabeza y anunció la fundación de la Iglesia de Satanás. Reconoció astutamente el valor impactante de usar el término iglesia para adora ción. Realizó bautismos satánicos, bodas y funerales con amplia cobertura mediática, y Karla comenzó a dar conferencias sobre satanismo en universidades y colegios. La Iglesia atrajo a seguidores internacionales, en su mayoría de clase media, e incluyó ocultistas, buscadores de emociones, personas curiosas, racistas, políticos derechistas y celebridades.

LaVey predicó todas las formas de gratificación y venganza. Los enemigos debían ser odiados y destrozados, y el sexo exaltado. Se opuso al uso de drogas, diciendo que eran escapistas e innecesarios para alcanzar los máximos naturales. LaVey delegó gran parte de sus actividades organizativas  y comenzó a escribir libros alrededor de 1970: La Biblia Satánica, Los Rituales Satánicos y La Bruja Compleat.

En 1975, la Iglesia sufrió una grave pérdida de miembros, que se fueron para formar una nueva organización satánica, El Templo de Set. A mediados de la década de 1970, la Iglesia de Satanás se reorganizó como una sociedad secreta con sede en San Francisco, y la membresía comenzó a aumentar nuevamente en la década de 1980. Varios otros grupos satánicos formados en los Estados Unidos en la década de 1970 fueron desaparecidos en la década de 1980, pero las actividades satánicas siguen siendo generalizadas en ambos lados del Atlántico. El alcance del satanismo era imposible de medir, debido al gran secreto de muchas organizaciones. Algunos satanistas estaban asociados a organizaciones neonazis y otros cultos satánicos estaban involucrados en el tráfico de drogas, prostitución y pornografía, y sus miembros incluían profesionales.

Los más peligrosos eran pequeños cultos cuyos miembros se autodenominaban satanistas y practicaban asesinatos rituales y mutilaciones de animales. Tales grupos secuestraron a niños fugitivos y a personas sin hogar para usarlos como víctimas de sacrificio. Los ex- miembros del culto satánico han reportado horribles rituales en que los corazones fueron cortados de las víctimas vivas. Otros informaron que las víctimas fueron abusadas sexualmente antes de ser asesinadas; bebieron su sangre y comieron su carne. Las mujeres “criadoras” produjeron bebés para el sacrificio humano “último” e “ideal”.  Las ex- criadoras fueron testigos de que sus bebés fueron desollados vivos, comidos, quemados, cortados y arrojados al océano. Otros informaron que las víctimas fueron abusadas sexualmente antes de ser asesinadas; bebieron su sangre y comieron su carne, y de sus huesos se hicieron herramientas rituals.

El satanismo se ha relacionado con algunas bandas opresivas de heavy metal rock, suicidios y asesinatos de adolescents. Algunos adolescents recurrieron al satanismo cuando se sintieron impotentes y abandonados por sus familias. Se unieron a cultos que les alentaron o exigieron cometer actos de violencia para demostrar su homenaje a Satanás. El abuso de drogas era común, y la violencia ritual les daba una sensación de poder.

 

______________________________________________________________

This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.