Piedad: Perfección de la Religión

______________________________________________________________

 

 

______________________________________________________________

 

La Piedad es un don santificador del Espíritu Santo, el afecto instintivo por Dios que nos dispone a darle el culto y el servicio que merece, y a complacer a los que están especialmente consagrados a Dios. La Piedad perfecciona la virtud de la religión, la práctica de la justicia para con Dios, y la contemplación amorosa del Padre Todopoderoso con amor, respeto filial y obediencia cariñosa.

 

“En efecto, todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios. Pues no recibisteis un espíritu de esclavos para recaer en el temor; antes bien, recibisteis un espíritu de hijos adoptivos que nos hace exclamar: ¡Abbá, Padre! El Espíritu mismo se une a nuestro espíritu para dar testimonio de que somos hijos de Dios. Y, si hijos, también herederos: herederos de Dios y coherederos de Cristo, ya que sufrimos con él, para ser también con él glorificados. Porque estimo que los sufrimientos del tiempo presente no son comparables con la gloria que se ha de manifestar en nosotros. Pues la ansiosa espera de la creación desea vivamente la revelación de los hijos de Dios” (Romanos 8:14-19).

 

Papa Francis discutió la Piedad en su audiencia general del Miércoles, el 4 de Junio de 2014, a miles de peregrinos reunidos en la Plaza de San Pedro. Usted puede leer los siguientes extractos de la audiencia general:

 

“La piedad, como un don del Espíritu Santo, significa ‘nuestro anhelo de Dios y nuestra profunda unión con Él, un vínculo que da sentido a toda nuestra vida y nos ayuda a mantener firme en la comunicación con Él, incluso en los momentos más difíciles.’
De hecho, esta es la razón y el sentido más auténtico de nuestra adoración y nuestra adoración.
Este don, que nos permite vivir como verdaderos hijos de Dios, también nos lleva a amar a nuestro prójimo y reconocerlo como nuestro hermano.
‘El Espíritu Santo nos hace tranquilos y pacientes, en paz con Dios y humildemente al servicio de los demás'”.

 

______________________________________________________________

This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.