Curaciones

______________________________________________________________

 

 

______________________________________________________________

 

Cuando los hombres llegaron a El, dijeron, “Juan el Bautista nos ha enviado a ti, diciendo: ‘¿Eres tú el que ha de venir, o esperamos a otro?’ En esa misma hora curó a muchos de enfermedades y aflicciones, y malos espíritus, y a muchos ciegos les dio la vista. Y respondiendo El, les dijo: ‘Id y contad a Juan lo que habéis visto y oído: los ciegos reciben la vista, los cojos andan, los leprosos quedan limpios y los sordos oyen, los muertos son resucitados y a los pobres se les anuncia el evangelio. Y bienaventurado es el que no se escandaliza de mí'”  (Lucas 7:20-23).

 

Curaciones tienen cuatro categorías básicas: la curación física de la enfermedad física y la discapacidad; curación psicológica de heridas a la psique humana, incluso las heridas emocionales; curación spiritual del pecado que restaura a una persona a una relación con Dios; y exorcismo y liberación.

Sanar a los enfermos en el nombre de Jesús es una de las formas  más efectivas de evangelización.  La gente llega a conocer el poder amoroso y salvador de Cristo a través del ministerio de curaciones.

 

“Y estas señales acompañarán a los que han creído: en mi nombre echarán fuera demonios, hablarán en nuevas lenguas; tomarán serpientes en las manos, y aunque beban algo mortífero, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán las manos, y se pondrán bien” (Marcos 16:17-18).

 

Cualquier creyente bautizado puede orar por los enfermos.

 

______________________________________________________________

 

 

______________________________________________________________

This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.