La Salvación de las Almas Perdidas

 

Las almas santas y devotas deben ayudar la salvación de otras almas. Son personas ordinarias que aman a su prójimo, pero no van a la Iglesia, reciben los sacramentos y reconocen Mi existencia. Cuando se les muestre la prueba de Mi existencia, elles inmediatamente Me abrazarán.

Las almas perdidas son conscientes de sus agravios contra Mi Padre y se deleitan con los pecados malvados. Estas almas están poseídas por Satanás y necesitan escapar de él, pero solo pueden salvarse mediante las oraciones de los santos y devotos discípulos míos.

Mis discípulos contemporáneos reciben una misión enorme, más urgente que la que se les dio a mis apóstoles cuando ascendí al Cielo. Vuestro papel es convertir a las almas perdidas a través de vuestras oraciones por Mi Nuevo Paraíso. Mi Padre Eterno ama a todos los pecadores, y en el Cielo hay gran regocijo por cada pecador perdido que se salvó de los fuegos del Infierno.

Jesús

______________________________________________________________

Jesús es muy claro acerca de nuestra misión ― a pesar de la fatalidad y la tristeza, debemos participar en la salvación de las almas perdidas.

Clic en el enlace siguiente para recuperar el artículo La Juventud Satura el Infierno,

https://meditationsoncatholicism.wordpress.com/2017/10/03/la-juventud-satura-el-infierno/

Y en el enlace siguiente para recuperar el artículo La Parábola del Hijo Pródigo.

https://meditationsoncatholicism.wordpress.com/2017/06/12/parabola-del-hijo-prodigo/

This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.