El Cielo Sufre por la Humanidad

EL CIELO LLAMA Y EL HOMBRE DEBE RESPONDER

Por Luz de María

Ante los continuos hechos que se suscitan en la mayoría de los países, en una u otra medida, siento la necesidad de compartir con ustedes, hermanos, lo que Cristo y nuestra Madre Santísima me explican cuando me hacen partícipe de Su padecer por la Humanidad.

En los últimos Mensajes, de forma especial, hemos visto la insistencia del Cielo para que cada uno comprenda que no se tiene que continuar con la creencia de que la Humanidad está bien o con el pensamiento de que todo lo que el hombre hace es bueno. A la vez escuchamos con frecuencia decir: “LA MISERICORDIA DIVINA TODO LO PERDONA, TODO… PORQUE TODO HA SIDO REDIMIDO O EXPIADO POR CRISTO” Y ESTA ES UNA FORMA ERRONEA DE INTERPRETAR LA MISERICORDIA DIVINA, cuando el mismo Cristo nos llama a arrepentirnos de los malos actos y hacer un firme propósito de enmienda, condición sin la cual…. Porque la Misericordia Divina no está ofreciéndose al mejor postor y no es algo sin valor que se regala, CADA UNO DEBE SER CONCIENTE DE QUE DEBE HABER UN VERDADERO ARREPENTIMIENTO.

La Humanidad se encuentra inundada de ideologías que le han llevado a caer en el liberalismo, la pluralidad de falsas interpretaciones a la Palabra Divina ha permitido que proliferen redes ideológicas bien orquestadas, organizaciones poderosas, que cada día poseen mayor dominio sobre toda la Humanidad.

Nuestro Señor me dice:
“Es triste mirar a la Humanidad actuar, obrar y reaccionar dentro una orden unidireccional, en donde el control se encuentra lejano de cada uno, pero llega a todos y no les permite el retorno, llevándoles a actuar dentro de un marco perfectamente delineado desde décadas atrás.”

Y continúa hablándome el Señor:
“El mal se ha adentrado en Mi Iglesia – esto lo dice con gran dolor – “y es que Mis hijos desean adentrarse en lo que no conocen y experimentar el poder y quien les ofrece poder es el maligno, el hombre lo toma y con el poder se pierde. Así continúa adentrándose la Humanidad en diferentes organizaciones secretas ya que, por la naturaleza de las mismas, al hombre le llama la atención pertenecer a lo secreto. Esto se transforma en una necesidad para el hombre y para salir de ello debe enfrentar grandes incertidumbres y un esfuerzo extraordinario.

Esas organizaciones secretas actuales y otras que nacieron siglos atrás y en este instante se presentan con otros nombres manipulan y desvirtúan los valores del hombre como Mi hijo, llevándoles a decaer en los valores morales y espirituales, siendo estos últimos los más perjudicados dado que les alejan del verdadero espíritu cristiano.

Mi Iglesia padece de este mal, algunos de Mis Sacerdotes han pertenecido o pertenecen a estas sociedades, ya que el mal se ha infiltrado sutilmente en Mi Pueblo sacerdotal para debilitarme y extraviar a Mis hijos, llevándoles a la confusión en la que viven.”

Hermanos, ESTAS CONFUSIONES HAN LOGRADO VERTER SOBRE EL CUERPO MÍSTICO DE CRISTO UN ADORMECIMIENTO DOCTRINAL, al que no se le ha injertado la constante novedad del Evangelio y dentro de esa novedad está el recordarle al hombre que por ser cristianos no hemos alcanzado ya la Vida Eterna, sino por el obrar y actuar en la Voluntad Divina, la que lleva implícita la acción a favor del prójimo.

EL HOMBRE HA PERDIDO LA FRATERNIDAD, SE VIVE PARA SÍ MISMO y Cristo y nuestra Madre nos han pedido extirpar de nosotros esa forma de ser, ya que es egoísmo y esto ha generado que el deseo de ganar el Cielo se haya perdido ante las utopías que se manejan en el presente pensando que aunque seas el mal ladrón, el que blasfemó contra Dios, de todas formas tienes ganado el Cielo.

Estos conceptos que no llevan implícitos el arrepentimiento y el acto de enmienda son errados, pero son los que más les hacen sentirse cómodos a quienes no desean un auténtico compromiso.

SE ENCUENTRA DE MODA EL AUTOPROCLAMARSE “SATÁNICO” y es doloroso porque la gran mayoría de los que así se hacen llamar se han expuesto ante un poder que convoca a las masas para que se rebelen ante todo y sobre todo para flagelar a la Iglesia de Cristo, por ello frecuentemente vemos actos sacrílegos. Estos hombres pierden el discernimiento y se dedican a cometer actos que demuestran el rechazo a todo lo que les recuerde a Dios.

Como en tiempos pasados la Iglesia ha vivido instantes difíciles, pero como me lo ha mencionado Cristo: ¡como esta generación, ninguna!

SI BIEN ES CIERTO QUE EL MAL ENCUENTRA TERRENO FECUNDO PARA CRECER EN EL HOMBRE ES PORQUE CON LA VOLUNTAD HUMANA EL HOMBRE LO PERMITE…

La creatura humana es portadora del bien, pero a la vez cada uno debe aspirar a ese bien, desearlo, buscar poseerlo y ser parte de él, para ser dadores del Amor Divino y por ende, ser creaturas de bien. De lo contrario el mal toma lo que encuentra a la deriva o navegando dentro de la tibieza, moviéndose según su libre albedrío, sin discernimiento y es cuando el hombre acoge conductas propias del mal.

¡Con tantos actos se niega a Cristo y se rechaza la Salvación del alma!

NUESTRA MADRE NOS HA LLAMADO CON VEHEMENCIA A PRESTAR ATENCIÓN SOBRE EL COMUNISMO y bien claro lo expuso nuestra Señora, particularmente en Fátima. En este instante bastantes pueblos son masacrados, torturados, llevados a padecer el hambre y sufrir toda clase de necesidades y vejaciones por gobernantes que se enquistan en el poder ante pueblos indefensos.

¿Será esto lo que el hombre desea para vivir en la Tierra?

LA HUMANIDAD SE ENCUENTRA REZAGADA EN CUANTO A LA ESPIRITUALIDAD EVANGÉLICA Y LOS CONCEPTOS ERRONEOS LLEVAN AL PUEBLO DE DIOS A VIVIR A MEDIAS Y A NO CREER EN QUE TIENE QUE VIVIR DENTRO DE LA PALABRA DIVINA Y SER CUMPLIDOR DE ELLA PARA SALVARSE.

Hermanos, el mal avanza rápidamente… ¿Por qué nosotros como hijos de Dios no avanzamos rápidamente, no hablamos, no compartimos, no evangelizamos apegados a la Sagrada Escritura?

No es porque no se nos permita, ya que existen varios documentos pastorales que nos invitan a ser “Discípulos y Misioneros de Jesucristo, para que nuestros pueblos tengan en Él vida” bajo un nuevo Pentecostés. Esto fue dado en la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, o Conferencia de Aparecida, que fue  inaugurada por el Papa Benedicto XVI, en Aparecida, el día 13 de mayo y finalizó el 31 de mayo de 2007.

“Pero ¿cómo evangelizar?, – me dice Cristo  –  si Mis hijos no Me conocen, no conocen Mi Palabra en la Sagrada Escritura, porque Soy un Rey al que Su Pueblo no le conoce a profundidad para que no se equivoquen. ¿Cómo evangelizar?, hijos, si los celos hilan tan fino que el poder de algunas agrupaciones logran acallar a quienes no desean que evangelice.”

ESTE ES EL INSTANTE EN QUE TODA LA IGLESIA DE CRISTO DEBE RESCATAR ALMAS, DE LO CONTRARIO PECAREMOS DE OMISIÓN.

El transmitir la verdad de cómo se encuentra esta Humanidad y el rumbo que lleva no es algo que se deba ocultar, sino elevar la voz para que más almas no se pierdan.

No debemos orar sin ser acción, sería una fe muerta, sin obras, sería hasta cierto punto tener temor de hablar de Cristo, de la oportunidad de Salvación, sería como decir: fuimos redimidos y no necesitamos hacer nada más. ¡No!, cada uno tiene que hacerse merecedor de esa redención y no creer que es salvo y que puede cometer todas las atrocidades posibles en contra de la Humanidad.

SOMOS EL PUEBLO DE DIOS EN CAMINO, NO EL PUEBLO DE DIOS ESTÁTICO, que espera que otros lancen las redes, cada uno trae su red personal y se encuentra vacía en ocasiones debido a los temores, a la falta de Fe.

SOMOS LLAMADOS A ORAR, EL CIELO NOS PIDE A ORAR, PERO A NO ORAR ÚNICAMENTE VERBALMENTE O MENTALMENTE. Ora el que se entrega al servicio de sus hermanos, ora el que predica, el que comparte la Palabra Divina, el que es Amor, el que es fraterno.

CRISTO Y NUESTRA MADRE ME DICEN QUE CADA UNO DE NOSOTROS TIENE QUE SER UN VOCERO DEL AMOR DIVINO Y LLEVAR LA PALABRA DIVINA A NUESTROS HERMANOS, DE LO CONTRARIO, CON SOLO ORAR NO HAREMOS QUE LA COSECHA AUMENTE.

Al final de la vida se nos preguntará: ¿qué hemos dado?, ¿qué hemos realizado a favor de los hermanos? y quien tenga sus manos vacías de buenas obras, no habrá dado frutos de Vida Eterna.

This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.