Parábola del Tesoro Escondido

 

“Pasa tiempo junto a Jesús y no te decepcionarás”, ha resonado en mi mente. Sí, pasa una hora a la semana en adoración eucarística para alcanzar un espléndido impulso espiritual en tu vida.

He tenido algunos locuciones interiores con Jesús en el cual pude realizar su magnífica personalidad y experimentar su angustia por nuestro mundo pecaminoso. Tal angustia me ha recordado la agonía de Jesús en el jardín antes de su arresto. Cristo buscó algún alivio entre sus apóstoles, pero los encontró dormidos. Las horas eucarísticas le dan consuelo a Jesús en medio de La Gran Guerra Espiritual, y usted también puede descubrir el Reino de Dios y el significado de la vida.

______________________________________________________________

El Espíritu Santo me mandó a presentar la Parábola del Tesoro Escondido para disipar la perdición y la tristeza y para motivar y energizar la iglesia remanente de Dios.

El reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en el campo, que al encontrarlo un hombre, lo vuelve a esconder, y de alegría por ello, va, vende todo lo que tiene y compra aquel campo.” (Mateo 13:44)

Resumen: la presencia del Reino y el descubrimiento del sentido de la vida.

Jesús cuenta una historia muy simple y breve que podría suceder en la vida de cualquier persona. Los oyentes deben derivar y compartir sus conclusiones. He derivado las siguientes conclusiones: (a) el Reino de los cielos es como un tesoro escondido en un campo. (b) el hombre afortunadamente encuentra el tesoro. (c) vende todo lo que posee y compra el campo, obteniendo así el tesoro. (d) ¡el Reino viene! (e) debemos cosechar las consecuencias y permitir que este momento de gracia pueda dar fruto.

This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.