Luz de María, 20-06-19

______________________________________________________________

______________________________________________________________

MENSAJE DE SAN MIGUEL ARCÁNGEL
A LUZ DE MARÍA
20 DE JUNIO DEL 2019

Amados de Dios:

NUESTRO REY Y SEÑOR JESUCRISTO LES BENDICE Y LES URGE A RENOVARSE COMO SUS HIJOS, EN ESPÍRITU Y VERDAD.

El llamado es uno: ¡APRESÚRENSE! Sin acelerar el paso no alcanzan cuanto es necesario para que resistan las pruebas del mal.

La batalla espiritual recrudece contra el Pueblo de Dios, Yo soy enviado a llamarles a enmendar la vida. He sido enviado a llamarles a la santidad, a que el vivir, obrar y actuar sean transformados por completo.

No mirarán diluvios de agua, pero sí mirarán fuego caer del Cielo ante la maldad en que gran cantidad de criaturas humanas, miembros del Pueblo de Dios se ensañan actuando contra el mismo hombre. ¡REACCIONEN COMO GENERACIÓN, COMO CRIATURAS CREACIÓN DE DIOS!

INVOQUEN A NUESTRO REY Y SEÑOR JESUCRISTO Y SOLICITEN A SUS ÁNGELES CUSTODIOS QUE LES MANTENGAN EN ADORACIÓN CONSTANTE PARA QUE NO SE DISTRAIGAN CON EL MAL.

Hijos de Nuestra Madre y Reina de todo lo creado, sean astutos, esta batalla que mantiene con ferocidad el Demonio en contra de las almas, devela su objetivo central: la desunión.

Así, dividiendo y por separado  ataca con mayor fuerza: divide a las familias, a la sociedad, a los grupos que se entregan a propagar determinada advocación dentro de la Iglesia, divide a quienes pertenecen a Órdenes seglares, divide a los servidores dentro de los Templos, divide a los grupos que evangelizan dentro del Pueblo de Dios, divide, divide para vencer, divide al hombre en su psiquis para que predomine el ego humano, divide el corazón del hombre para que predomine el ego humano, divide la razón humana para que predomine el ego humano, divide el terreno de la vida del hombre para que este se debata entre dos estados: el de Dios y el del “yo soy así”. (Cfr. Mt 12,25; I Cor 1,10-13; I Cor 11,18).

No permitan que Satanás les deforme el alma, no permitan que el corazón se endurezca, no miren las debilidades ajenas con la falta de humildad de ustedes, no tienen que vivir atrapados en medio de un estado de búsqueda de defectos ajenos ya que esto es peligroso para el alma.

Busquen la paz como quien busca un tesoro, enfoquen la vida de forma diferente utilizando la memoria para vivir obteniendo el máximo provecho. La memoria es un gran regalo de Dios, no la enloden con el pasado; ante los recuerdos dolorosos la respuesta sanadora tiene que ser un recuerdo Divino, esto les obligará a actuar a semejanza de Dios Compasivo, Dios Misericordioso, Dios Amor, Dios que permite que el aire sea respirado por justos e injustos, Dios que permite al sol brillar sobre justos e injustos. (Cfr. Mt 5,45-48).

No vivan de la memoria menor, sino de la que provee el Espíritu Santo, de la memoria que no hiere, que perdona y les eleva. Sean astutos, no combatan con las armas mundanas sino con las armas espirituales (Cfr. II Cor 10,3-4; Rom 13,12-14), ante los continuos embates del mal del que bien saben de sus artimañas y su empeño en contra de todos los hijos de Nuestra Reina con el objetivo final del demonio en la gran tribulación, de destruir a los hijos de Nuestra y Vuestra Reina y Madre.

LA RESPUESTA ES UNA, NO OTRA: AMOR.

Es urgente que despierten y continuamente miren al mundo con una óptica real, en la que encontrarán el desastroso estado espiritual, moral, social, cultural de la humanidad en donde reina el mal por doquier junto al vandalismo satánico de muerte.

No se empeñen en ser testarudos y continuar viviendo de lo que vive el mundo, ustedes tienen que alimentarse de Amor, del Único Amor Divino.

Combatan con Amor Divino, así se diferencian los hijos de la Luz de los hijos de las tinieblas.

La humanidad no se anticipó al instante actual, sino ha destruido la mayor parte de la Dote que Dios le legó al hombre y en este instante se encuentra viviendo la guerra pasiva en que se sumergen las grandes Potencias: la guerra de dominio ideológico en diversos países, la guerra de la persecución religiosa, la guerra del hambre, la guerra tecnológica y la guerra económica a través de la cual el poder domina y decide.

Amados de Dios, la humanidad va a padecer, NO POR VOLUNTAD DE DIOS SINO POR SUS ACTOS Y OBRAS FUERA DE LA VOLUNTAD DE DIOS.

Oren, la peste llegará a ser pandemia y el hombre limitará su accionar en el mundo, prepárense.

Oren, los continentes son estremecidos fuertemente.

Oren hijos de Dios, la economía pasará de ser necesidad del hombre a ser un dios más para esta generación y su supervivencia.

Oren hijos de Dios, de Roma saldrá lo que llevará a que el mundo entero se asombre, la lanza traspasa nuevamente el Costado de Nuestro y Vuestro Rey.

Amados de Dios, Soy Mensajero y como Mensajero les urjo a mantenerse en paz, para que la paz les lleve a la ecuanimidad ante los asombrosos eventos de la naturaleza.

EN TODA GENERACIÓN DIOS ALERTA, EL HOMBRE NO ESCUCHA Y LO NIEGA.

El hombre padece por necedad y la Misericordia Divina se muestra en Su Esplendor hacia aquellos que permanecen con Fe esforzándose por ser mejores en todo aspecto.

Apóstoles de los últimos tiempos, sean tenaces, robustos en la Fe y no olviden que el reloj humano no avanza sino retrocede.

No olviden que  LA TRINIDAD SACROSANTA Y NUESTRA Y VUESTRA REINA PADECEN SED DE ALMAS.

¿QUIÉN COMO DIOS?

En nombre de Dios Uno y Trino.

San Miguel Arcángel

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA

COMENTARIO DE LUZ DE MARÍA

Hermanos:

Escudriñemos este llamado de San Miguel Arcángel, el núcleo es el Amor de Dios presente y palpitante en el hombre y que debería ser el centro de esta generación que vive en una gran encrucijada.

Vivimos en un tiempo peor que el tiempo del Diluvio, no lo digo yo, lo ha mencionado insistentemente el Cielo y somos continuamente advertidos a no solo leer estos llamados, si se cree se debe alertar a los hermanos que viven en el pecado. No somos santos pero tenemos el compromiso de alertar a los hermanos.

Sabemos que vivimos un tiempo difícil en el que cada día el asombro  crece ante la astucia del Demonio que atrapa a las almas. Entre esa astucia se encuentra la falsa iglesia que acrecentará la confusión y la división en el Pueblo de Dios.

Por ello oremos  y seamos una mínima gota del Amor de Cristo por nosotros, en este mar de quebranto.

Amén.

 

______________________________________________________________

This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.