Llamado Urgente de Dios Padre a Colombia y Mexico

_______________________________________________________________

Mensaje a Enoch

7 de Setiembre del 2021

Mi Paz sea con vosotros, mi Amado Pueblo.

Naciones elegidas, ha comenzado ya el tiempo de vuestra purificación, os voy a purificar así como se purifica el oro en el fuego, hasta que brilléis como crisoles. Os hago un llamado mis Amadas Naciones de Colombia y México, acordaos que vosotras sois los pilares de mi plan de salvación de estos últimos tiempos, y será a vosotras a las que más purificaré. No habéis querido acogeros a mi Misericordia, seguís como potrillas desbocadas dándome la espalda y no la cara; la maldad y el pecado se ha apoderado de vosotras y está creciendo como cizaña; voy a podaros para que sólo quede en vosotras la buena semilla.

Preparaos mi Colombia y mi México, porque he dado orden a todos los elementos de la naturaleza para que sean ellos, los encargados de purificaros; me duele y entristece tener que obrar con mi Justicia, pero vuestra desobediencia, rebeldía y pecado, han llegado a su límite. Si no os purifico mi Plan de Salvación no podrá llevarse a cabo; vosotras sois mis elegidas y os necesito que estéis bien purificadas para que podáis despertar a las demás naciones. Os voy a mover fuertemente para que despertéis; y si no despertáis y continuáis pecando, os enlutaré desapareciendo muchos lugares y regiones de vosotras, donde es más abundante la maldad y el pecado.

¡Ay de vosotras mis Amadas Colombia y México, porque si no os arrepentís y convertís prontamente, vais a conocer el poder de mi brazo justiciero! No quiero castigaros, porque bien sabéis que no resistiríais mi Justicia; por eso, os exhorto como un Padre para que os convirtáis, antes de mi Aviso. De no atender a mi llamado, descargaré sobre vosotras mi Justicia, y será el llanto, el dolor, la desgracia y la muerte, vuestra paga por vuestra desobediencia. Vuestros ayes se escucharán en todas las naciones y no cesarán hasta que arrepentidas volváis a vuestro Padre.

¡Cómo tengo que deciros, que no quiero obrar con mi Justicia para que volváis a Mí! Os he hablado a través de mis Profetas de estos últimos tiempos, para que abandonéis la maldad y el pecado y os convirtáis de corazón. Como un Padre amoroso os he exhortado, esperando vuestra conversión; pero en vez de cambiar, lo que recibo a cambio es más maldad y pecado. La sangre de mis inocentes derramada en vuestras naciones, la aprobación de leyes en contra de natura, la injusticia social de vuestros gobernantes, la idolatría por el dios dinero, el sincretismo religioso, la apostasía, la falta de caridad, la soberbia y ante todo el no cumplimiento de mis Preceptos Divinos, es lo que me llevará a descargar mi Brazo Justiciero sobre las naciones impías, empezando por Colombia y por México.

¡Despertad mis Amadas Naciones, porque ya no hay más prórrogas! ¡Necesito con urgencia vuestra conversión sincera, para poder llevar a cabo mi plan de salvación de estos últimos tiempos! ¿Qué estáis esperando para convertiros? Así como Jonás que exhorto a los habitantes de Nínive para que se convirtieran, y estos lo escucharon haciendo oración, ayuno y penitencia; así también hoy os exhorto a vosotras mis Amadas Naciones, por medio de mi Profeta Enoch, para que también vosotras atendáis a mi llamado y os convirtáis antes de mi Aviso.

Quiero que sean derogadas por vuestros gobernantes todas las leyes que favorecen los matrimonios entre parejas del mismo sexo y la ideología de género, porque esto va en contra de natura, lo mismo que la ley que favorece el derramamiento de sangre de mis inocentes. Quiero que se obre con justicia y se promulguen leyes que favorezcan a los más necesitados; que desaparezca el sincretismo religioso y sólo se me adore a Mí, en Unidad Trinitaria. Que los Jerarcas de mi Iglesia abran los templos y se retome la enseñanza y evangelización de mis Santos Preceptos; que se promulgue en la Iglesia una jornada de oración, ayuno y penitencia, por espacio de cuarenta días y se me pida perdón por todos los pecados y por todas las afrentas cometidas contra la Divinidad de mi Hijo en la Eucaristía. Sólo si os arrepentís y volvéis a Mí, con corazones contritos humillados, os perdonaré y abstendré de enviaros el castigo. Este llamado que os hago es urgente; despertad pues de vuestro letargo mis Amadas Naciones, para que no tengáis que conocer el rigor de mi Justicia.

Quedad en mi Paz.

Vuestro Padre, Yahvé, Señor de las Naciones

Dad a conocer mis mensajes de salvación a toda la humanidad, Pueblo mío.

_______________________________________________________________

This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.