Luz de Maria, 7 de Agosto del 2022

_______________________________________________________________

MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO
A SU AMADA HIJA LUZ DE MARÍA
7 DE AGOSTO DEL 2022

Amado Pueblo Mío:

CON MI AMOR LES BENDIGO CONSTANTEMENTE Y LES LLAMO A AMARME PARA QUE VIVAN EN MI AMOR Y DEN AMOR A SUS HERMANOS.

Sin amor son como árboles secos que no dan fruto, sus hojas se caen y no dan frutos. Así es quien se niega a Mi Amor, es como el árbol seco (Mt. 7,19).   Por ello les llamo a la conversión y a solicitar a Mi Espíritu Santo el Don del Amor para que sean esa agua cristalina, ese fruto que es testimonio de quien obra y actúa en Mi Voluntad.  

Hijos Míos, el Don de la Vida tiene que ser un constante acto de agradecimiento a Mí y por ello deben negarse a ofenderme.

Mis hijos, mirando el acontecer cotidiano en el que avanzan los tentáculos del mal, entre ellos con gran firmeza: la guerra, la persecución a Mi Pueblo y la enfermedad, deben cambiar su obrar y actuar y cooperar en el Plan de Salvación que es que todos Mis hijos se salven (1 Tim. 2,4).

¿Cómo cooperan?


Siendo amadores de Mi Voluntad encontrarán gozo en ser Mis hijos, así se enfrenten a cuánto les llegue.  

MI VOLUNTAD ES QUE TODOS SE SALVEN, en cambio Mis hijos se alejan de Mí más y más sin interés, sin creer en cuento les adelanto hasta que se enfrentarán a los acontecimientos sin haberse decidido a crecer espiritualmente, sin obedecerme y sin decidirse a adentrarse en la Sagrada Escritura para conocerme.  (Jn. 5, 39-40)

Esta generación se burla de Mí, de Mi Madre, de Mi Cruz y de Mis Consagrados que obran y actúan en Mi Voluntad.

Esta generación no entiende el momento en que vive porque no Me ama y no cree.

Esta generación rechaza Mi Paz, se contenta con sumergirse en lo que causa enfrentamientos, rebeliones, conflictos y contiendas debido a que este es el medio en el que se encuentra Satanás y les envuelve en todo ese ruido que no permite que en el interior de Mis hijos reine la paz, el amor, la tranquilidad, el discernimiento, la donación y Mi Amor.  Por ello, expuestos a las inclemencias del mal, caminan por senderos equivocados que les llevan a ser incrédulos, a no amar al prójimo, a gustar de la soberbia y la vanagloria mirando a sus hermanos tan pequeños, que no les toman en cuenta.

Amado Pueblo Mío:

¡CON CUANTO ORGULLO VIVEN!
¡CUÁNTA SOBERBIA LLEVAN CONSIGO Y POR ELLO NO ME OBEDECEN!


He encomendado a tantos de los Míos que trabajen en Mi Viña y no aceptan o Me desprecian una y otra vez llevándome a tocar otras puertas en donde reina la humildad y el amor hacia Mí.

YO ME OFREZCO Y SOY DESPRECIADO… Toco a la puerta del corazón de Mis hijos (Ap. 3,20) y Me debo retirar sin ser atendido hasta que Me necesitan por cuenta de la criatura humana y ante una necesidad Me buscan.

Pueblo Mío:

¡Apresúrense, vengan a Mi Corazón! La humanidad ha entrado en la indiferencia hacia sus propios hermanos y reaccionan con violencia ante el mínimo problema.   La humanidad se encuentra ardiendo en intolerancia, en desamor y esto es aprovechado por Satanás para injertar en ustedes su veneno que multiplica esa indiferencia, esa burla y esa violencia.

¡CONVIÉRTANSE, NO TEMAN A LA CONVERSIÓN!

ASÍ ENCONTRARÁN LA PAZ Y MIRARÁN CUANTO ACONTECE SIN TEMOR CON LA SEGURIDAD DE QUE YO ESTOY CON MI PUEBLO.

La guerra se dispersa en varios focos de tensión. Esta es la estrategia de las potencias para atacar sin alertar, sin ser vistos.

Se encarecen los alimentos y medicamentos por toda la Tierra. Las naciones poderosas creen poseer de lo que carecerá el resto de la humanidad y no es así. Las grandes naciones han sido saqueadas con anterioridad.

Pueblo Mío, escuchan el rugir de guerra en los Balcanes, la traición y la muerte llega a estas tierras. Las luchas en estos momentos y en adelante serán por el agua, la que escaseará en demasía. La criatura humana la ha despreciado y las altas temperaturas la evaporan.

Oren por India hijos Míos, padece por la invasión y la naturaleza.

Oren hijos Míos, oren, Argentina cae y su pueblo se rebela.

Oren hijos Míos, oren por Chile padece por la naturaleza.

Oren hijos Míos, Indonesia se estremece y es reducida por el agua.

Oren hijos Míos, oren por Estados Unidos y Rusia, esparcen los conflictos.

Amado Pueblo Mío, ¡despierten!, es necesario para ustedes ser cautelosos, sin avisar las luchas recrudecen y Mis hijos serán extranjeros en tierras ajenas. Sean cautos.

Oren, es necesaria la oración con el corazón.

YO LES PROTEJO, LES PIDO QUE SE CONVIERTAN, LES BENDIGO.
CADA UNO DE MIS HIJOS DEBE RAZONAR.

No teman Pueblo Mío, aumenten la Fe.  No teman, Yo estoy con ustedes.

Su Jesús

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA
  

COMENTARIO DE LUZ DE MARÍA

Hermanos:

Nuestro Señor Jesucristo con Su Amor Divino nos invita a ser amor, nos invita a obrar y actuar como Él.  Nos lo dice bien claro: quien no ama a Dios y al prójimo es como el árbol seco, no da frutos… muere espiritualmente.  

Se nos plasma la importancia del amor del que se desprenden los dones y virtudes, el cómo obrar y actuar de cada uno de nosotros. Esto es la enseñanza de Nuestro Señor, la herencia que nos da a Sus hijos: el Amor Divino.

Seamos expertos en amor y lo demás se nos dará por añadidura, ya que es fácil vivir lo que a cada uno le gusta y le facilita el camino, pero ser caridad con el prójimo y llevar junto al hermano los detentes espirituales y materiales, eso hermanos, es lo que tenemos que superar.  

El Amor Divino es sublime, desea que la criatura humana se mire en su interior para que avance y lleve a su “ego” a deponer las acciones que le hacen retroceder, aunque es difícil cuando se mantiene a Cristo constantemente en Su Dolorosa Pasión.  

Debido a que la criatura humana mantiene la Dolorosa Pasión en estado actual, la humanidad le vuelve a coronar de espinas y le crucifica nuevamente. Por ello nos dice: ustedes Mi Pueblo, ofrezcan, reparen, sacrifíquense… Ese es Mi dolor por los desprecios de la humanidad, por los rechazos, por las negaciones, herejías, sacrilegios y las obras y actos contrarios al Amor Divino.  

Hermanos, en la actualidad vivimos una cercanía de la guerra como no lo hemos experimentado como generación.   Es triste, duro, impensable que el hombre desee destruirse a sí mismo conociendo la magnitud de las armas con avances tecnológicos que se poseen ahora.

Oremos y ofrezcamos hermanos, la oración todo lo puede cuando esta oración nace del corazón y se ha buscado previamente el Sacramento de la Reconciliación.

Las últimas luchas serán por la escasez de agua en el planeta, esto motivará a la criatura humana a buscar diferentes formas de recolectar algo de agua para su sobrevivencia.

Hermanos, la vida no volverá a ser la misma.  En Dios todo lo puedo.

Bendiciones,

Luz de María

_______________________________________________________________  

This entry was posted in Español and tagged . Bookmark the permalink.